Política energética UE: ¿callejón sin salida para el camión?

En lugar de buscar una quimérica electrificación rápida del transporte por carretera, debe apostarse por los ecocombustibles y el gas natural

Conforme avanza el calendario hacia 2030 y el Fit For 55, se aprecia mejor la dimensión de la enorme grieta que existe entre la tozuda realidad (tecnológica, económica e industrial) y el discurso de las cúpulas políticas de la UE, que parecen obnubiladas con la idea de que descarbonizar el transporte es sinónimo de electrificarlo y desterrar el motor de combustión. A la vista de este abismo por el que puede precipitarse la competitividad de nuestras economías, parece que algunos legisladores de los 27 empiezan a percatarse de que es más acertado inclinarse por un enfoque práctico (y sensato) que contemple un mix energético posibilista en lugar de imponer el todo o nada de la movilidad eléctrica para pasajeros y mercancías.

Seguir leyendo >>

keyboard_arrow_up